¿Cómo responder en situaciones de crisis? | Parte 3

Continuación del artículo, ¿Cómo responder en situaciones de crisis?

Trabajo realizado por el estudiante de la Universidad Cristiana Logos; Pastor Pablo Madrid (USA).

4-Como le explica a un niño de cinco años que ha perdido a su mamá respecto a la muerte?

Es menester que, como padres de familia, especialmente familias cristianas hablemos con nuestros hijos acerca de la inevitable muerte. Con el objetivo de prepárlos para tal evento.

A-Comenzaría explicándole con palabras sencillas y en su propio nivel de comprensión que la muerte es algo natural, que comienza el día en nosotros nacemos, y que cada uno de nosotros ya tenemos establecido un tiempo de vida, y un día para morir.

No podemos ni debemos mentir.

1-Le explicaría que cuando Dios le permitió nacer a su mamita, Dios le dio un propósito para que viviera todos los años que vivió.

Y que uno de esos propósitos para lo cual Dios permitió que su mamita viviera, era porque a través de Ella Dios podría darle vida a Él. Y que hace cinco años su mamita cumplió el propósito para el cual había sido creada por Dios. Y que ahora Dios la necesitaba con El en el cielo, porque allá tiene otra misión que cumplir.

Le diría que a partir de hoy su mamita esta con Dios, porque en la biblia dice que en la casa de Dios tenemos muchas viviendas, (Juan 14:12). Y que de ahora en adelante su mamita estar alabando y glorificando a Dios todo el tiempo.

2-Le explicaría que un día El también va a morir y que cuando el muera existe la posibilidad de ir al cielo también, pero que esto solo puede ser posible si El sigue el ejemplo de su mamita y siempre siempre siempre se mantiene juntito a Dios.

5-En un accidente muere el Pastor y uno de sus hijos. ¿Qué le puede decir a su congregación cuando se le pide que lleve a cabo el sermón del funeral?

A-La voluntad de Dios

Comenzaría por expresarles mis condolencias por la irreparable pérdida que han sufrido, diciéndoles que a lo mejor no fue en la forma ni en el tiempo que todos hubiésemos querido, pero que en la Palabra de Dios está escrito, que “sus pensamientos no son como nuestros pensamientos, ni sus caminos como los nuestros”. Y que por lo tanto no debemos de dudar que, aunque dolorosa, pero que ésta ha sido la voluntad de nuestro Padre Dios.

B-Invitación a celebrar la vida

Les invitaría a celebrar la nueva vida de su Pastor y de su hijo porque establecido está que “si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él” (1Tesalonicenses 4:14).

Es decir que todos sabemos que si bien es cierto que el Pastor y su hijo ya no están con nosotros en este mundo pero que ahora están gozando de una nueva vida en juntamente con Cristo, porque como decía el apóstol Pablo “porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia”. (Filipenses 1:21).

¡Así mismo para ellos su vida fue dedicada a Cristo y a su obra redentora, dedicaron su vida entera al servicio de nuestro Señor, ahora mismo son recompensados estando junto a nuestro creador!!! Por lo tanto, no nos queda mas que celebrar por la victoria en las vidas de estos amados que partieron antes de nosotros, que se nos anticiparon pero que algún día nosotros también estaremos gozando de estar juntamente con el Padre celestial.

C-Tengamos confianza

La palabra del Señor no enseña: “Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida. Y se traspasen los montes al corazón del mar; aunque bramen y se turben sus aguas, Y tiemblen los montes a causa de su braveza. (Filipenses 1:21)

Iglesia tengamos la plena confianza de que Dios ha estado, está y estará siempre en control de nuestras vidas, de nuestra congregación, de nuestra Iglesia, que EL será nuestra fortaleza, nuestro amparo, nuestro pronto auxilio en esta grande tribulación que hoy estamos atravesando. El será nuestra Esperanza, nuestro Castillo, con sus plumas nos cubrirá y debajo de sus alas estaremos seguros.

D-Resurrección

Porque Cristo para esto murió y resucito, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven. (Romanos 14:9)

Debemos de tener la certeza que nuestro Pastor sigue teniendo a Cristo como su Señor, y que la voluntad del Padre es que todo aquel que tenga a Cristo como Señor y crea en El tenga vida eterna. ¡Y en aquel día postrero nuestro Pastor será resucitado de entre los que duermen en cristo Jesús!

Porque vendrá la hora cuando todos aquellos que están en los sepulcros oirán su voz; ¡¡¡y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida!!! (Juan 5:28-29).

6-Un niño de meses se ahoga y la madre que lo cuidaba no pudo hacer nada al respecto ya que estaba ocupada en los quehaceres del hogar. ¿Cómo puede consolarla?

Debemos partir de la premisa que nada de lo que le digamos o hagamos podrá traer consuelo a ese corazón. La pérdida de un hijo es un dolor que solo Dios puede sanar.

Sin embargo, ante un escenario como éste la sola presencia sería el primer paso para tratar de darle consuelo a la madre. Pero podríamos tratar con lo siguiente:

A-Dios de consolación.

Diciéndole que nuestro Dios, el cual es un Dios de amor no permanece inconmovible ante el dolor que está sufriendo en este momento, que no en vano la Biblia lo llama: “Dios de toda consolación” (2 Corintios 1:3). Dios sufre con nuestro sufrimiento, a EL no le agrada el dolor que hoy estás atravesando, debes de estar totalmente segura de que Dios desea consolar tu corazón destrozado. El está muy cerca de ti en este momento y quiere restaurar tu alma herida.

B-Vidas completas

Sabemos que tu dolor es demasiado grande como para pretender que desaparezca en un momento, pero la Palabra de Dios afirma en el Salmo 139:16 “todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos”. Lo cual significa que Dios sabe exactamente cuánto tiempo viviremos cada uno de nosotros. Algunos mueren antes de nacer, otros viven treinta, cuarenta, o noventa años. Pero cada vida es una vida completa. Nadie puede agregar ni quitar horas o minutos a su existencia. Quizá no lo comprenda ahora mismo, y aun si lo comprendiera y lo aceptara, eso no significa que el dolor que hay en su corazón desaparecerá, pero aferrarse a eso como una verdad puede ayudarla a mitigar su pena.

C-Su niño está en el cielo

Yo creo fervientemente que su niño esta con Jesús en el cielo. Jesús amaba a los niños e incluso dijo que debíamos ser como niños para entrar en el reino de los cielos, pero en el evangelio de Mateo Dios nos enseña algo verdaderamente reconfortante para personas como usted que atraviesan una pérdida de un hijo. Jesús dijo: “dejad que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque de ellos es el reino de los cielos”

Por lo tanto, debemos de tener la certeza que el Dios de amor que tenemos ahora mismo tiene a su hijo con EL.

7- El cáncer ha terminado con la vida de la esposa de un Pastor amigo. ¿Como lo consolara?

Al igual que en el caso anterior comenzaría por expresarles mis condolencias por la irreparable pérdida que ha sufrido, diciéndole que a lo mejor no era el tiempo en que nosotros pensábamos que su esposa debía de partir con El Señor, pero que en la Palabra de Dios está escrito, que “sus pensamientos no son como nuestros pensamientos, ni sus caminos como los nuestros”. Y que por lo tanto no debemos de dudar que, aunque dolorosa, pero que esta ha sido la voluntad de nuestro Padre Dios.

Le recordaría algo que el cómo Pastor sabe, lo cual es que nada de lo que Yo le diga podrá calmar el profundo dolor que embarga su corazón. Pero que Dios si puede obrar para que su carga sea mas liviana. Mateo 11:28

Le invitaría a celebrar la vida de su esposa porque establecido está que “si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él” (1Tesalonicenses 4:14).

Es decir que todos sabemos que si bien es cierto que su esposa ya no está con nosotros en este mundo pero que ahora está gozando de una nueva vida en juntamente con Cristo, porque como decía el apóstol Pablo “porque para mi el vivir es Cristo, y el morir es ganancia”. (Filipenses 1:21).

¡Así mismo para ella su vida fue dedicada a Cristo y a su obra redentora, dedico su vida entera al servicio de nuestro Señor, ahora mismo es recompensada estando junto a nuestro creador!!! Por lo tanto, no nos queda más que celebrar por la victoria en la vida de esta amada que partió antes de nosotros, que se nos anticipó pero que algún día nosotros también estaremos gozando de estar juntamente con el Padre celestial.

Universidad Cristiana Logos – ¡Tu pasión, nuestra misión!

Visítanos >>>> https://universidadcristianalogos.com/

12 total views, 12 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.