“Desarrolle el Líder que Está en Usted”

El autor dice: “liderazgo es influencia”. Sin importar cuestiones morales, la capacidad de conseguir seguidores define la característica principal de un líder. Desde Jesús de Nazaret, pasando por Adolfo Hitler, John F. Kennedy y Jim Jones, todos ellos fueron líderes, su único punto en común fue la influencia. Por lo tanto, esta cualidad es el punto de partida para establecer un estilo de liderazgo, no es el hecho de obtener una posición, ya que pensar que la posición hace al líder puede traer frustración por carecer de influencia propia.

La influencia es un aspecto de liderazgo que funciona en todas las personas, en algunas se es líder, mientras en otras se es dirigido, por lo que cada quien es responsable de desarrollar liderazgo en su vida. Nunca se sabrá a ciencia cierta en cuantas personas se influye o que tanto se influye en una persona. Sin embargo si se puede tener una idea de que tan importante es la influencia que se recibe o se da, basta recordar a las personas que han influenciado en su vida y de que manera le han impactado, al grado de dejar huella permanente en usted, lo importante es determinar el tipo de influencia que usted ejerce, porque esta afectando a personas que son importantes en menor o mayor grado para su vida. Pero, ¿Cuál es la clase de influencia que ejerce? ¿Cómo mejorar el tipo de liderazgo que se tiene?

El autor cita a Robert Dilenschneider cuando escribe acerca de un triangulo de poder en el liderazgo: este compone de comunicación, reconocimiento e influencia. La comunicación efectiva lleva al reconocimiento y este a la influencia.

Hay diferentes niveles de liderazgo, el nivel básico tiene que ver con la posición, es el titulo conferido, el peligro latente es si quien esta en la posición aprenderá a ser un líder o ejercerá una jefatura, esto es, dará ordenes, marcará su territorio y marcará protocolos en las relaciones con sus subordinados. En esta posición, la misma es la única palanca de acción, mas no hay influencia, lo que implica una falta de confianza para ejercerla y relacionarse. ¿Cómo se llega ahí? Porque si no tiene el talento para captar seguidores y ser alguien que motiva, ¿Cómo llegó ahí? Esto es por nombramiento en la mayoría de los casos, por ende el líder carece de confianza y los seguidores no tienen la motivación para comprometerse con el. El resultado es una dificultad para trabajar con sus subordinados, con los voluntarios y con los jóvenes, ya que estos no son fáciles de impresionar por la autoridad, por lo tanto no hay metas cumplidas. El éxito depende de la influencia, y esta debe ser aprendida.

En el siguiente nivel en este aprendizaje, es lograr el permiso, el permiso de influenciar a quienes son los subordinados, de esta manera ellos trabajaran sin sentirse obligados, el líder a podido establecer relaciones y se ha ganado la confianza, esto garantiza la consecución de metas por ende la eficacia del departamento.

En el tercer nivel, se logra productividad, ¿cómo sucede eso? Cuando se tiene el permiso para influir en las personas, estas disfrutan estar juntas, para lograr cosas juntas, el trabajo ha llegado a ser un “pretexto” para lograr objetivos y trabajar como un equipo. Se ha formado un equipo, hay confianza y no se teme opinar ni aportar ideas, se disfrutan y hay cierto respeto por las capacidades individuales.

Cuando se ha logrado establecer una relación entre líder y subordinados, cuando se ha logrado la confianza de los mismo, entonces se a abierto una puerta que permite el desarrollo humano, esto es, ya no solo se trata de lograr objetivos, se trata de empoderarse unos a otros para lograr mayores objetivos, personales y dentro de la institución. En este nivel, la lealtad es el fruto de la confianza, de los logros, del respeto, del reconocimiento mutuo y de la influencia. ¿Cómo llegar a este nivel de influencia? El autor lista algunos consejos que apuntan al interés por otros, por aquellos con los que se trabaja, apuntan a la transmisión de conocimiento, al desarrollo personal y apuntan a que los subordinados a su vez hagan lo mismo con quienes están bajo su subordinación. El autor recomienda llevar a las personas clave hacia otro nivel, motivarlos para crecer, inspirarlos a que abandonen lo básico para ellos a su vez ser influencia a otros, esto les permitirá a ellos experimentar la influencia y sus beneficios.

EL éxito en la consecución de metas y objetivos es sin duda alguna una muestra de un buen liderazgo, pero lograrlo no es resultado casual, requiere disciplina y capacidad para establecer prioridades. Conocer las prioridades permite el uso correcto del tiempo y de los recursos. El autor habla de una herramienta que ayudara a un líder a establecer prioridades en su vida y trabajo, se le conoce como el principio 20/80, se refiere a que el 20% de lo que se hace produce el 80% de los resultados y viceversa, el 80% de lo que se hace, produce el 20% de los resultados, se trata de estar en la primera parte, esto es en hacer el 20% que produzca el 80% de los resultados, esto es trabajar con eficiencia y con inteligencia. Todo tiene que ver con establecer prioridad a las tareas que se realizan, así, se abordan primeramente aquellas tareas que son muy importantes y muy urgentes, todo lo que no puede esperar su atención. Aquí entran todas las tareas que tienen relación directa con la consecución de resultados a corto plazo, ser resumen en la frase: haz aquello por lo cual te pagan. Después se abordan las tareas que sin dejar de ser muy importantes, no requieren mucha urgencia, a estas tareas se les asignan fechas limites y se trabaja diario en ellas, implica a todas las tareas que tienen relación directa con la consecución de resultados a mediano y largo plazo, estas tareas definen la razón de ser de una organización. Luego se revisan aquellas tareas que no son importantes pero que si son urgentes realizar, recomienda delegar estas tareas a alguien que sea capaz de realizarlas pero que no quiten la atención de las personas claves de las tareas realmente importantes, las tareas que entran en esta categoría son aquellas que complementan o no a las prioritarias, pero que no dependen de ellas para realizarse, por ejemplo ir a comprar papelería cada cierto tiempo, comprar los garrafones de agua, los vaso desechables, etc. Por ultimo, se abordan las tareas que no significan la gran cosa para la consecución de metas y objetivos, estas tareas pareciera que no tienen razón de hacerse, por lo que sugiere posponerlas indefinidamente, si no se hacen no afecta en nada al funcionamiento de la organización. ¿Qué tipo de tareas entran en esta categoría? Dependiendo los objetivos que se persiguen y la naturaleza de la organización se determinará que tareas entran en esta categoría. Este principio también se aplica cuando se trata de atender a personas, cuando se trata de asignar tiempo para las relaciones de trabajo o de la vida misma. Hay relaciones que absorben tiempo y energía, pero no hay nada de gratificación ni de beneficio, hay otras que asignarles un tiempo es cuestión de vida, descanso y regocijo.

El liderazgo requiere integridad, la influencia crece y permanece cuando las palabras y las acciones coinciden. Hoy en día la integridad no es un valor que realmente se vive, se presume, mas se acepta en el área de negocios que la integridad es un riesgo para obtener lo que se desea. A pesar de esto, la integridad es valiosa, garantiza lealtad en ambas direcciones: entre liderazgo y seguidores, ya que ofrece transparencia entre las personas y por ende el resultado es la confianza mutua, esto abre la puerta para la influencia. Cuando no se tiene integridad, tarde o temprano se pierde la autoridad sea conferida o ganada, se pierde la confianza y se pierde el derecho a ejercer influencia en las personas. Cuando se distorsionan los valores, ya sea por intereses o situaciones se corre el riesgo de perder la confianza de aquellas personas que se lideran, con esto también se pierde el compromiso de los seguidores hacia el líder. ¿Como se obtiene la integridad? Se debe reconocer que un líder debe vivir con valores mas elevados que sus seguidores, se debe aceptar esto como una responsabilidad que se asume en el momento que se forma parte del liderazgo, John D. Rockefeller dijo que cada derecho implica una responsabilidad, así como cada oportunidad una obligación, por lo tanto, formar patrones que ayuden a vivir íntegramente es una obligación para quién aspire a liderazgo. Como resultado se obtiene una reputación intachable, sostenida por el carácter del líder y no por su carisma. Lo que protege la influencia y autoridad moral de un líder, no son los muros que construye a su alrededor para que nadie le haga daño, son los principios que adopta para vivir bajo cualquier circunstancia, esto le dará congruencia y efectividad a su liderazgo. La credibilidad se gana viviendo con integridad, no con mera imagen, la imagen puede impresionar temporalmente, mas la credibilidad se edifica sobre integridad, para lograrla se debe vivir en autodisciplina, creyendo en si mismo y con una determinación férrea para siempre actuar con honestidad a pesar de los intereses personales.

Es notoria la importancia del liderazgo en cualquier organización o institución, el mismo determina el éxito o fracaso en la consecución de objetivos. Por lo que es importante que tanto se resisten a los cambios, ya que si el liderazgo no asume los cambios que se necesitan, la organización se estancará. Todo es cuestión de voluntad, se sabe que es muy difícil cambiarse uno mismo, por lo que se debe buscar dentro de si la motivación para cambiar, si no la hay se debe crear desde afuera viendo los beneficios, ya que no se puede ser agente de cambio para otros si no se asume la responsabilidad personal de cambiar primero, la resistencia al cambio crea obstáculos contra si mismo. Para lograr ser un agente de cambio se debe ser receptivo a las nuevas ideas, tener la capacidad de evaluarlas y percibir los beneficios no de las ideas, sino del cambio mismo. Una vez que se ha percibido los beneficios, se debe llevar a cabo lo que se es necesario, se debe tener presente que la motivación y la actitud correcta son aspectos fundamentales para lograrlo. Las razones para resistirse a los cambios van desde no aceptarlas porque no se tiene el derecho sobre las ideas nuevas, pasando por el cambio en la rutina, hasta el temor a lo desconocido, las razones para resistirse al cambio siempre estarán ahí, en toda organización. Las ideas nuevas para generar el arranque en los cambios, se deben aceptar, aun cuando haya argumentos validos para no aceptarlas, después de todo, se debe ver el beneficio. Para que las ideas sean aceptadas se deben comunicar con claridad de manera que se perciba que las ventajas son mayores que el esfuerzo necesario, e ir involucrando a personal clave en el proceso de las mismas, creando con esto un grupo de empuje para los cambios necesarios y estos a su vez deben desarrollar influencia en otros para ir creando un entorno adecuado para los cambios, desarrolle confianza en las personas, establezca relaciones genuinas, se les debe brindar la oportunidad de que sepan que son dignos de su confianza . Se debe romper la mentalidad de conformismo, esta actitud es el obstáculo mayor, ni siquiera es miedo a perder sus trabajos o posiciones de autoridad, es apatía, y es peligrosa porque puede sacar a la luz una tragedia en las organizaciones: hay gente que esta ahí pero no esta, pretenden hacer su parte, pero no hay compromiso y esto merma la excelencia en sus responsabilidades. A estas personas, hágales parte de las ideas nuevas, que se sientan dueños de las mismas, esto es, que sepan que su participación es importante tanto para la organización como para su desarrollo personal.

En cualquier organización hay problemas, y en cualquier lugar quien resuelve problemas es bienvenido, la dirección de la gente en problemas apunta la gente que los resuelve. Sin duda alguna, el camino mas corto al liderazgo es capacidad y determinación para solucionar de problemas. Por lo que esta capacidad no seria un requisito en liderazgo si no existieran los problemas, estos le dan sentido a la vida de muchas personas, por una parte los problemas exigen la búsqueda de soluciones, llevando a la innovación, a la experimentación y a la acción para solucionarlos; por otra parte, los problemas sacan lo mejor de algunas personas, los problemas se convierten en el peldaño para subir, se convierten en el motor que los mueve hacia delante, sin ellos no seria necesario el ingenio y la creatividad. ¿Cuáles serian los aspectos visibles en las personas que solucionan problemas? El autor menciona a la actitud con que se encara un problema, como el primer aspecto a considerar, el problema será tan grande como la actitud con que se enfrenta. La actitud correcta separa a los triunfadores de los perdedores, no las situaciones externas como la economía o la preparación académica, es la actitud que se tiene frente a la vida, unos se sienten abrumados por los problemas, otros se sienten retados, unos ven oportunidades otros ven excusas. Los problemas pueden ser el acelerador que les lleva a la acción o bien pueden ser el freno que les detiene, al final cada quien decide. Algo a considerar antes de involucrarse en un problema, es saber la diferencia entre las realidades de la vida y los problemas que pueden ser solucionados, las realidades de la vida solo se viven con la mejor actitud, los problemas se solucionan enfrentándolos con la mejor actitud. Nunca se resigne a aceptar algo que se puede solucionar. En el liderazgo, la capacidad de ver un problema antes de que se convierta en emergencia es algo valioso, esta capacidad para ver el problema antes de que sea manifiesto es una cualidad que permite prever y planear correctamente la toma de decisiones para que en el futuro no sea un problema. Cuando se tiene la capacidad de prever problemas futuros, se puede capacitar a gente para que sean solucionadores de problemas, se les hace participes en la búsqueda de soluciones y en el proceso para tomar decisiones que eviten ciertos problemas en el futuro. El proceso que implica la solución de problemas empieza con identificar el problema, ¿cual es la causa? No ataque los síntomas, vaya a la causa, por ejemplo, si el problema es que sus empleados se ausentan antes de su hora de salida, obligarlos a quedarse hasta el horario establecido no es la solución, pregúntese ¿por qué lo hacen? Lo que sigue es establecer prioridades en el problema, esto es, defina que aspectos del mismo abordará primero y cuales después, esto le permitirá ver la realidad en el problema. Defina el problema, sea específico, dele un nombre. Haga las preguntas correctas, evite las preguntas muy generales que le darán respuestas generales, preguntas específicas generan respuestas especificas. Vaya con las personas relacionadas con el problema. Vaya a los hechos, no a las observaciones subjetivas, solo los hechos le permitirán tomar decisiones acertadas. Por ultimo participe del proceso en el cual surgió el problema, esto le permitirá ver cuales son los problemas que surgen en el camino y confirmar que el problema real ha sido identificado. Después haga un equipo de trabajo para solucionar el problema, analice las causas y las soluciones posibles, seleccione las mejores y evalué una que puede ser la mejor solución. Lo que sigue es establecer políticas para evitar que surjan esos problemas, una de ellas es entrenar a otros en la solución de problemas, haciéndolos partícipes de la solución de problemas, dándoles parte en el desarrollo de planes y dándoles responsabilidad en la solución de problemas.

La forma como se reacciona frente a la vida define la actitud que se tiene ante la misma. Muchas de las personas que se admiran, tienen una buena actitud, y esa característica les hace ser admirados. Un gran porcentaje de la vida está determinada por la actitud con la cual se reacciona ante lo que se vive, el otro porcentaje, menor, esta determinado con las cosas que suceden en si. Se es responsable de la actitud frente a la vida. Sin una buena actitud nunca se verán las oportunidades de sacar lo mejor de si. Para muchos la actitud determina que continúen trabajando en el lugar que escogieron, determina lo que ven de la vida misma, en cada situación y en las personas con las que interactúan, se puede ver con optimismo o con pesimismo. Se obtiene de la vida lo que se percibe en ella, todo determinado por la actitud. La actitud define los sentimientos ante cada momento, pero si se cambia la actitud se cambiaran los sentimientos, estos no deben guiar los pasos de las personas. Todos desean el éxito en lo que hacen, la actitud correcta es primordial, es posible que se sea alguien con relativo éxito, mas no se puede sostener ahí si se tiene constantemente una actitud negativa. Es necesario cambiarla, los problemas vienen y van, la vida no es predecible, decida ya hacer un ajuste en sus actitudes, de manera que cuando la vida le sorprenda con algo amargo, reaccione de la mejor manera y encuentre una oportunidad en la adversidad. No se puede dejar de lado, que se tiene el completo control sobre las actitudes, estas no aparecen ahí de la nada, surgen de ahí adentro de las personas, si se es un líder, debe tomar responsabilidad por su actitud, después de todo, si hay algo que se contagia muy pronto hacia los seguidores es la actitud del líder, esta se expresa sin palabras, basta verle. Para mejorar su actitud, identifique los sentimientos negativos, identifique que produce esos sentimientos, identifique sus pensamientos, particularmente aquellos que dominan sus acciones; luego cambie sus pensamientos, ponga pensamientos agradables, correctos, aquellos que le produzcan buenos sentimientos, busque personas que tengan buena actitud, personas que sean una influencia correcta en su forma de pensar, tenga autodisciplina para percibir los pensamientos que producen sentimientos negativos y cambiarlos por pensamientos que producen sentimientos positivos, hágalo repetidamente, cree un patrón de pensamiento de acuerdo a lo que busca, de manera que cambien su actitud, sus sentimientos y por ende su conducta.

Toda empresa tiene activos, aquello que representa el valor de lo que posee, la gente que labora en ella forma parte de su activo. Por lo que desarrollar a su personal es hacer crecer sus activos, es aumentar de valor. Sin embargo, no todo su personal esta disponible para crecer, la mayoría de ellos por cuestiones de actitud y otros pocos por no tener la motivación para hacerlo, por lo que hay que dedicar tiempo para evaluar al personal, de manera que se pueda invertir el tiempo en aquellos que tienen la disposición y actitud correcta para crecer. Respecto a los que no tienen la motivación, le corresponde al líder ver mas allá de una actitud indiferente, y actuar con base a lo que desea hacer por ellos. El autor recomienda suponer bien de las personas, tener los pensamientos correctos de las personas de antemano. Por lo que el líder que desea ayudar a su personal, debe animarlos a ver lo que ellos no pueden ver o que simplemente no saben que ahí esta. Todo inicia con hacerles sentir importantes, por lo que su desarrollo como personas es también importante para la empresa. Esto es un estimulo, nadie es inmune a los estimulas, nadie es inmune a la critica, por lo que hay que cambiar la critica de lo mal que hacen por palabras de animo para mejorar lo que hacen, ya que se cree en su capacidad, esto es un estimulo: creer en ellos y su potencial. Cuando se les muestra lo importantes que son para un líder o empresa, tendrán el estimulo base para ir hacia lo que se cree que ellos pueden llegar a ser. Cuando se da confianza, se recibe confianza, por lo que el personal también confiará en su líder y trabajará gustoso con el para obtener el éxito en la consecución de objetivos. Esto es importante para romper con la idea de que el éxito es cuestión de suerte, descubrirá que es trabajo, trabajo en un ambiente en el cual la confianza dada de antemano le priva de detenerse por el temor al fracaso. Lo que hacen es importante, por eso son importantes, su labor contribuye a algo mas grande, por ende, están siendo parte en la consecución de objetivos y en el logro de metas, conocer esto les motivará a ser mejores. El saber que su trabajo puede ser mejorado, y que ellos son partícipes en la búsqueda de esa mejora les motivará a ser exigentes consigo mismos. Se debe tener cuidado con conductas que desaniman: la critica en público, no tener una relación honesta con ellos, no preocuparse por la persona y solo verles como fuerza de trabajo, menospreciar sus intentos de superación personal y desarrollo, esto conlleva saber como trata a la gente, darle su valor y por ende obtener su confianza. El líder debe ser el primer promotor y publicista del desarrollo de su personal, por lo que debe ser un ejemplo de superación continua, debe mostrar interés por su personal y debe buscar oportunidades para desarrollar empatía con el esfuerzo con el cual hacen su trabajo; las personas son el mayor activo de una empresa, se pueden tener maquinas, bienes y un gran logotipo, pero las personas son las que hacen los negocios, son las que tienen la visión, caminan en pos de ella y la hacen posible.

Sin visión en la vida no hay dirección, un líder que no tiene visión solo está reaccionando ante la realidad, mas no sabe a donde va, de hecho, no es un líder, porque todo líder tiene seguidores, y sin una visión, ¿A dónde les dirige? todo líder requiere una visión. La visión es la causa detrás de la efectividad de cada esfuerzo. Todo equipo de trabajo inicia con una visión, que les une, que les motiva a sumar esfuerzos y capacidades y que les permite mantener el enfoque, ser perceptivos a lo que no se ve a simple vista, pero que está ahí determinando el rumbo de los recursos, si no se tiene una visión es como ser un vagabundo en la vida, algunos la tienen pero no tienen la determinación para iniciar, otros son realizadores, mas aquellos que lo hacen y ayudan a otros a tener visión se les llama líderes. La visión es la gran fotografía que está en una parte de la mente del visionario, solo ellos la tienen, pero esa visión les dirige, la historia muestra a los hermanos Wright y su sueño de volar, a Henry Ford y sus automóviles en serie, y otros mas que viendo la gran fotografía en su mente fueron, la realizaron, e involucraron a otros. Para lograr la realización de una visión, el hecho de que pase de la mente a la realidad, de las ideas a los hechos, se requiere experiencia, la experiencia que apoya a los nuevos lideres, ningún visionario logró algo solo, siempre estuvo alguien atrás, apoyando, aconsejando, proveyendo y estableciendo la credibilidad de la visión que se persigue. Las buenas ideas requieren pies, pero no cualquiera puede llevarlas a cabo, se necesita la sabiduría obtenida de la experiencia para convertirlas en realidad. Se requiere conocer la dimensión de la visión, esto es el costo, el tiempo, el recurso necesario y las personas idóneas que se pueden agregar a la gran visión. Que la visión se haga realidad está determinada por el éxito de los puntos anteriores. Todo esto determinará las posibilidades de ver lo que puede llegar a ser. Habrá que considerar tres niveles para arrancar una visión: primero hay que determinar lo que sería un obstáculo para lograr la visión. El autor menciona algunos obstáculos a considerar: lideres limitados en su visión y en su capacidad de clarificarla, líderes con una mente estrecha que solo les permite ver los obstáculos mas no lo que se puede lograr, líderes que no pueden creer en lo que no ven, líderes temerosos, conformistas, que solo buscan ver un beneficio personal y pesimistas. Segundo, aún a estas personas se les puede convencer de seguir la visión, solo hay que involucrarlos en la gran fotografía, muchas personas han logrado que su visión se haga realidad cuando participan en la realización de otra, por lo que hay que establecer una conexión entre la gran visión y los intereses personales de las personas, permítales ver el horizonte, los desafíos, las alturas a las que puede llegar, los beneficios, el camino a seguir, y que se vea a si mismo junto a usted en la misma. El éxito, nunca es el logro de un solitario, nunca es el resultado de la suma de esfuerzos de un equipo de uno. Por último, hay que considerar que la visión requiere un equipo de personas que estén a la altura de la visión, requiere ganadores, optimistas, emprendedores, determinados, que creen en si mismos; de manera que en cada desafío y obstáculo vean la oportunidad de plasmar un rasgo mas en la gran fotografía.

Nada se logra sin autodisciplina. Todos conocen áreas de sus vidas que saben determinarán el éxito o el fracaso en lo que hacen, por lo que se debe tener autocontrol de las mismas, estas áreas son responsabilidad propia, no se puede delegar el control de ellas, uno mismo debe hacerlo. La disciplina personal no es algo que se trae de nacimiento, hay que desarrollarla, todo inicia consigo mismo, se es la piedra con la cual se tropezará. La autodisciplina es lo que le permitirá en un futuro hacer las cosas que quiere hacer, cuando quiera hacerlas, pero mientras haga lo que se requiere hacer aunque no lo quiera. Empiece con cosas obvias pero pequeñas, cosas que puede identificar, clasifíqueles por prioridad, empiece a tratar una a la vez, busque ayuda, evalúese al final del día; haga esto durante al menos dos meses, antes de atacar otra área de su vida y celebre sus avances con su tutor. Una de las áreas a considerar en la disciplina es la organización personal, esta clarifica las prioridades en su mente y trae descanso aún cuando haya una lista larga de tareas por hacer. Inicie seleccionando sus tareas mas importantes, calendarice sus actividades, prevea tiempo para lo imprevisto, enfóquese en una tarea a la vez, establezca el horario mas propicio para realizar sus tareas, use tiempos muertos cuando se mueve de un lugar a otro para pensar y buscar soluciones, ahorre tiempo, desarrolle métodos de trabajo de manera que su tiempo de trabajo sea mas eficaz, disfrute de los resultados, que estos sean su motor durante la realización de la tarea. No olvide que debe abordar las tareas que son su responsabilidad, esto determinará la eficacia en el uso de su tiempo y de su esfuerzo.

La capacidad para trabajar con otras personas y a través de ellas determinará en gran medida la productividad de un líder, la gente que está alrededor de un líder habla de la capacidad del mismo. Estas personas generalmente son claves en la vida del líder por la influencia mutua y por lo que logran trabajando juntos, ya que el líder se ve beneficiado de las habilidades de estas personas y le agregan eficacia a su desempeño. La capacidad de un líder de crear un equipo de trabajo con gente talentosa, determinará el triunfo o el fracaso, ya que el equipo determina la multiplicación del líder. Generalmente un equipo ganador, primeramente tiene un gran líder, este es quien coloca a las personas en los lugares correctos, sabe que les motiva, controla las áreas importantes que le competen e involucra a su equipo en la toma de decisiones pertinentes; segundo, un equipo ganador selecciona las personas idóneas para ese equipo, no todas pueden entrar tan solo por talento, tienen que tenerlo, tienen que querer ser parte del equipo y debe haber un lugar para ellos, por lo que en la búsqueda de las personas apropiadas siempre debe poner el estándar alto, debe tener claro cuales son las cualidades que se buscan, definir cual es la posición vacante y lo que requiere esa posición respecto a habilidades, si no haya al mejor entonces debe buscar potencial, alguien que tenga la madera para crecer dentro del equipo sin mermar la calidad del mismo; tercero, juegan para ganar, por lo que la mentalidad ganadora es un requisito, la actitud correcta es un requisito; luego deben ser jugadores de equipo, deben tener claro que la visión global es prioridad sobre la personal, así los que llegan adoptan la mentalidad ganadora de un equipo ganador; y lo mas importante, se mantienen mejorando, por lo que el líder debe determinar planes de capacitación para su personal en los cuales establecer objetivos específicos y evaluaciones en las que se pueda medir el progreso, no solo el esfuerzo se medirá, sino también la calidad de su desempeño para determinar el método para mejorar lo que se hace, en este punto, se debe mantener la objetividad en la evaluación y no pasarla por alto por cuestiones sentimentales, es importante para el equipo que las decisiones se tomen con base en la objetividad, si la persona ya no entra en los planes del equipo, por falta de compromiso en su mejoramiento o bien por estar en el equipo incorrecto, lo mejor es buscar otra persona.

 

Bibliografía: “Desarrolle el Líder que está en usted” de John C. Maxwell.

Resumen realizado por Obed Huerta Ocampo

 

390 total views, 2 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.