El Plan de Dios para el matrimonio

Fundamento bíblico del matrimonio.

El matrimonio no es invento el hombre, el matrimonio nace en el corazón de Dios, es creación divina. Génesis 2:18 dice: No es bueno que el hombre este solo, le haré ayuda idónea para El. El propósito del matrimonio fue suplirle compañía Adán quien se encontraba solamente rodeado de animales sin nadie de su género con quien compartir, ni convivir. En la sabiduría de Dios crea una ayuda idónea para Adán y en el mismo edén se dicta un principio de vida. Génesis 2:24. Por tanto dejaras el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y los dos serán una sola carne. Esto es Dejar la casa paterna para formar un nuevo hogar. Unirse a su mujer, amarla y tener una intimidad con ella. Una sola carne relación sexual uniendo sus emociones y su vida espiritual.

 Características básicas para el éxito matrimonial.

Todo el que se casa desea tener un matrimonio exitoso. Sin embargo bien sabemos que no siempre es así, pues, el éxito matrimonial no depende de la profesión, grado educacional, dinero, o vida ministerial. El éxito matrimonial es algo que se cultiva, el éxito matrimonial se hace, la gente quiere éxito en su matrimonio y no quieren hacer nada para que esto suceda.

 Para que un matrimonio sea exitoso debe de tener. 1- Amor sincero. El amor sincero es el amor que se dedica más a dar que recibir, es el amor fuera de todo egoísmo, es benigno, fuera de todo celo y envidia, no es presumido ni orgulloso, no importa el precio que haya que pagar siempre amará al otro.

1co. 13.

 1– Comunicación. Todo matrimonio se comunica pero no todo matrimonio tiene una buena comunicación que debe de ser logrado para evitar graves y tediosas situaciones.

 2- Comprensión mutua. Lo que tu deseas que hagan por ti hacedlo por los demás. La actitud de juez hace mucho daño en las relaciones matrimoniales, no es un espíritu competitivo lo que une al matrimonio sino un espíritu cooperador, todo debe hacerse juntos.

 Buena relación con Dios. Tener una relación con Dios nos ayudará en gran manera a sanar nuestra relación de pareja.

 3– Las discusiones. Aunque las discusiones en el matrimonio se conviertan en algo común nunca se deben hacer en público ni delante de los hijos.

 Hacerlo delante de los hijos restará autoridad a los padres. Debe hacerse en privado.

 4- El Romanticismo. Se debe de estar alerta para que no se pierda el amor romántico en el matrimonio, al pasar de los anos este tiende a menguar y al final desaparecer, pero no se debe de caer en este error, siempre debe de estar viva la llama del amor en nuestro matrimonio, conquistarlo a como dé lugar, Dios nos ayudara.

 La sexualidad en la pareja cristiana.

Hacer uno de dos es un milagro de unidad en el matrimonio. Por eso Pablo la compara como la relación entre Cristo y la iglesia. Efesios. 5:31.

 El sexo en el matrimonio tiene dos características: A. Carácter procreativo. Por medio de las relaciones sexuales Adán y Eva podían cumplir el mandamiento de Dios de creced y multiplicaos; llenad la tierra y sojuzgadla.

 B- Carácter unitivo. Por medio del sexo un hombre y una mejer se pueden unir sin perder su identidad. No podemos pasar por alto que el sexo es una unidad de placer, Dios lo estableció como uno de los actos naturales que producen más placer en el ser humano.

 La sexualidad en la biblia.

Dios en su palabra deja claro que el sexo es para la vida matrimonial y presenta ciertas prohibiciones.

 Adulterio. Las relaciones sexuales con alguien que no es tu cónyuge es adulterar, es prohibido por la palabra. Fornicación, relaciones sexuales fuera del matrimonio, aunque en un sentido general la palabra fornicación es todo acto de sexo ilícito.

 La biblia apoya las relaciones sexuales en el orden debido.

 Proverbios 5:18, Deuteronomio 24:5, 1co. 7:2, Hebreos 13: 4

1.shutterstock_136089794

   Por:   Ignacio Torres      

373 total views, 2 views today

One Reply to “El Plan de Dios para el matrimonio”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.