ENSEÑANDO PARA CAMBIAR VIDAS

La Ley del Maestro:

De la sobreabundancia de una vida llena es que el maestro efectivo siempre enseña.  La Ley del Maestro es simplemente: Si dejas de crecer hoy, dejas de enseñar mañana.

Tu Dimensión Intelectual:

1)    Mantén un programa consistente de estudio y lectura.  Entiende que los líderes leen y los que leen son líderes.

2)    Matricúlate en cursos de educación continua (cursos que no solamente van a mejorar tu contenido pero también tus destrezas).  Hoy en día hay más oportunidades de este género para enriquecer tu mente y desarrollar tus dones como nunca antes.

3)    Llega a conocer a tus estudiantes.  Conviértete en una autoridad experta sobre las necesidades y las características generales de su grupo de edad.  Pero ve más allá; llega a tus estudiantes individualmente.  Aprende lo máximo posible sobre cada uno de ellos.

     La Ley de la Educación:

Como maestro efectivo no debes solo saber bien lo que vas a enseñar –quiero decir, tu contenido – sino también a quien deseas enseñarle.  Tu no estás interesado en simplemente inculcar principios; tu quieres afectar a las personas.  Así que, la manera en que las personas aprenden determina como vas a enseñar.  Esta es la Ley de la Educación.

 

La Ley de la Actividad:

Tu trabajo como comunicador no es impresionar a las personas, sino impactarlas; no solo convencerlas, sino cambiarlas.

 

Actividad con Sentido:

1)    Actividad que provee dirección sin dictadura.

2)    Actividad que da énfasis en la función y aplicación.

3)    Actividad con propósito planificado.

4)    Actividad que se ocupa del proceso como también del producto.

5)    Actividad realista que incluye situaciones en que se aplique la resolución de problemas.

 

La Ley de la Comunicación:

No te olvides del negocio en el cual nos encontramos: el negocio de la comunicación.  La comunicación es la razón de nuestra existencia como maestros.

 

La Ley del Corazón:

La enseñanza que impacta no es de cabeza a cabeza sino de corazón a corazón.

 

Sea Una Persona de Impacto:

 

1)    Conoce a tus estudiantes.  Entre más conoces con respecto a sus necesidades, más capacitado estás para suplirlas.

2)    Gánate el derecho de ser escuchado.

3)    Esté dispuesto a quedar vulnerable ante tus estudiantes.

 

La Ley del Estímulo:

El problema número un en la educación hoy en día es el fracaso en motivar los estudiantes.  En otras palabras, hacerlos que se levanten y tomen acción.

 

La Ley de la Preparación:

La Ley de la Preparación es esta: El proceso de enseñar-aprender va a ser más efectivo cuando ambos el estudiante y el maestro están adecuadamente preparados.

 

Haciendo la Inversión:

  • La Ley del Maestro: Deja de crecer hoy y dejas de enseñar mañana.
  • La Ley de la Educación:: Como las personas aprenden determina como tu enseñas.
  • La Ley de la Actividad: El aprendizaje máximo siempre viene como resultado de envolvimiento máximo.
  • La Ley de la Comunicación: Para verdaderamente impartir información se requiere construir puentes.
  • La Ley del Corazón: Enseñanza que impacta no es de cabeza a cabeza sino de corazón a corazón.
  • La Ley de Estímulo: La enseñanza tiende a ser más efectiva cuando el estudiante esta apropiadamente motivado.
  • La Ley de la Preparación: La Ley de la Preparación es esta: El proceso de enseñar-aprender va a ser más efectivo cuando ambos el estudiante y el maestro están adecuadamente preparado.

 

Mantén en mente que estos son solo principios.  Cuando viene al cumplimiento de Sus propósitos, Dios no usa principios…Él usa personas.

– Charles Travis –

http://www.dreamstime.com/-image25965365

119 total views, 2 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.