Reconocer la Autoridad

Desde el principio Dios ha querido siempre que nuestros sentidos se vuelvan a conocer, entender y aprender a ser sumiso a su Autoridad en todos nuestros caminos. Sin embargo, el hombre aunque en los primeros tiempos lo hizo, terminó violentando contra esa Autoridad lo cual trajo como consecuencia dentro de otras, la destitución de la Gloria de Dios y su Reino.

 Los diferentes escritores de la Biblia nos relatan y muestran en todas sus épocas y circunstancias de las vivencias del hombre,  cómo Dios ejercita diferentes tipos de estrategias y enseñanzas para que el hombre aprenda a respetar y a someterse a su Autoridad y entrar al Reino de Dios. Pero nunca lo logró y tuvo entonces que enviar a su Hijo para que a través de El pudiésemos tener la entrada a éste Reino; ya que Jesús fue el único que pudo lograr y servir como modelo para alcanzar éste propósito.

 Por lo tanto, es imperativo que todo aquel que el Señor llama y desea servir a El en su Reino, debe y tiene que conocer y aprender a reconocer y aceptar su Autoridad. Todos los conflictos, aflicciones, contiendas, derrotas, pobreza son debido a que siempre se violenta la Autoridad de Dios de cualquier manera por causa de su ignorancia o falta de sumisión. Aún dentro de la misma iglesia hemos visto y conocido casos de violencia contra la Autoridad de Dios directa y delegada.

 Entonces, el Creyente desde su inicio en el evangelio debe ser enseñado y guiado a conocer Qué, Cuál y Quién es la Autoridad en todas las cosas; y en el tiempo del Señor debe tener uno o varios encuentros con la Autoridad de Dios para poder entenderla y arraigarla en su corazón.

 Qué debo entender?. Todas las cosas fueron y son creadas por la Autoridad de Dios y todas las leyes físicas del universo se mantienen por esta misma Autoridad. Esto quiere decir que la Autoridad es algo de suma importancia sin igual en el universo; no hay nada que la sobrepase. No hay ninguna otra Autoridad por encima de esta Autoridad porque ésta representa a Dios y es Dios mismo.

 Cuál es la Autoridad?. Quiero decir en otras palabras, La tierra es Autoridad de Dios y es Dios mismo; los astros, las constelaciones, el Agua, por igual y así toda la creación fue hecha por la Autoridad y el poder de su Palabra quien es Dios mismo. En el hombre está y se refleja la Autoridad de Dios. Quién ha hecho un hombre como lo hizo Dios?. Nadie y los que han tratado de clonar han partido de lo creado por Dios. Job 38: 1- 41

Quién es la Autoridad?. Cabe decir entonces que la Autoridad de Dios representa a Dios mismo, mientras que su Poder representa sus hechos.2

 Esto significa que todo lo que ha sido creado por Dios, se ha hecho por el Poder de Dios impuesto a la Autoridad de su Palabra, siendo ésta Dios mismo.

 Cómo puedo violentar contra la Autoridad de Dios?. Cuando trato  de sobrepasar la Autoridad de Dios intentando pasar por encima de sus Palabra decretadas o impuestas; cuando desprecio o deshecho su Autoridad tratando de imponer la mía, caigo en rebeldía contra Dios porque en mi corazón hay rebelión y esta es una ofensa que con lleva a su juicio y/o condenación.

 El primer ejemplo de la biblia fue el Querubín, Lucero de la mañana, quien intentó imponer su trono por encima de Dios para ser semejante al Altísimo. Esta intención fue lo que violó la Autoridad de Dios, manifestándose el principio de la desobediencia y de vanagloria o exaltación propia del Querubín. Esta rebelión causó el juicio de Dios precipitando su caída y condenación eterna.

Is 14: 12- 21 Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones.Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte;  sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo. Se inclinarán hacia ti los que te vean, te contemplarán, diciendo: ¿Es éste aquel varón que hacía temblar la tierra, que trastornaba los reinos; que puso el mundo como un desierto, que asoló sus ciudades, que a sus presos nunca abrió la cárcel? .Todos los reyes de las naciones, todos ellos yacen con honra cada uno en su morada; pero tú echado eres de tu sepulcro como vástago abominable, como vestido de muertos pasados a espada, que descendieron al fondo de la sepultura; como cuerpo muerto hollado. No serás contado con ellos en la sepultura; porque tú destruiste tu tierra, mataste a tu pueblo. No será nombrada para siempre la descendencia de los malignos. Preparad sus hijos para el matadero, por la maldad de sus padres; no se levanten, ni posean la tierra, ni llenen de ciudades la faz del mundo.

Ez 28: 13-19  En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación.  Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas. Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad. A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad, y pecaste; por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector. Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra; delante de los reyes te pondré para que miren en ti. Con la multitud de tus maldades y con la iniquidad de tus contrataciones profanaste tu santuario; yo, pues, saqué fuego de en medio de ti, el cual te consumió, y te puse en ceniza sobre la tierra a los ojos de todos los que te miran. Todos los que te conocieron de entre los pueblos se maravillarán sobre ti; espanto serás, y para siempre dejarás de ser.

A partir de éste momento entró la rebeldía y la desobediencia a la tierra y el hombre fue llevado a pecar para también ser destronado de la Gloria de Dios y su Reino. Es entonces cuando Satanás se esfuerza por hacer que el hombre trate de violentar la Autoridad de Dios para que sea enjuiciado y condenado eternamente; o sea, pierda su salvación.

Este principio de Satanás, la desobediencia, quedó evidenciado cuando Adán y Eva violentaron la Autoridad de Dios inducidos por Satanás para que desobedecieran lo que Dios les había ordenado o prohibido. El juicio de Dios sobre ellos no fue por causa de “comer del árbol” sino por intentar tener la misma o mayor sabiduría de Dios y esto es lo que significa violentar su Autoridad; querer ser igual a El. Gn 3: 22

 Dios quiere que  entiendas y conozcas el primer principio de la Autoridad Espiritual,  Su Autoridad. 

Jer.9: 23-24  Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas.  Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová. 

Y el principio de la Autoridad de Dios se recibe por Revelación por medio del Espíritu Santo, y cuando lo entiendes, entonces tu corazón se rinde a Dios y te sometes para obedecer a su voluntad en todo por respeto y reconocimiento de su Autoridad sobre ti.

Hay una relación directa indivisible entre AUTORIDAD – SUMISION – OBEDIENCIA – VOLUNTAD.

 a) Es necesario disciplinar la VOLUNTAD del hombre. Esta se apoya en el libre albedrio dado por Dios al hombre y determina la CONDUCTA del camino escogido a seguir. Entonces, el pecado, la falta es un caso de CONDUCTA y mi Alma debe ser disciplinada para actuar en y con buena conducta para hacer y estar en y con la VOLUNTAD del Señor.

Sal 143: 10 ” Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; Tu buen espíritu (E.S) me guíe a  tierra de rectitud”

 Mr 3: 35 ” Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios es mi hermano, mi hermana, y mi madre”

b) Es necesario aprender OBEDIENCIA para demostrar el respeto y mantenernos dentro de los lineamientos establecidos por la Autoridad de la Palabra. La OBEDIENCIA también es un caso de CONDUCTA y por esta razón debe ser disciplinada. Por causa del primer Pecado contra Dios, el hombre nace con un corazón rebelde y desobediente. Pero Dios en su infinita misericordia y amor por el hombre, envió a su Hijo quien por causa de su obediencia aprendida nos dio la salvación eterna.

 1 S 15: 22  ” Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros “

Heb 5: 8-9 ” Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación……”    

Mt 26: 36-44   “….. Padre mío, si es posible, pase de mi esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú ………..”   ” Padre mío, si no puede pasar de mi esta copa sin que yo la beba, hágase tu  voluntad …………”  ”

Por 3ra vez oró diciendo las mismas palabras Jesucristo nos dio un ejemplo contundente de su obediencia a la Autoridad del Padre al demostrar que lo importante no era el sacrificio de su muerte sino el Obedecer a su Voluntad. Muchas veces el hombre resalta su sacrificio pero Dios lo que realmente quiere es que se haga su Voluntad y respete su Autoridad. En otras palabras, “la Voluntad representa la Autoridad; por lo tanto, conocer la voluntad de Dios y obedecerla es someterse a la Autoridad”

 c) Toda SUMISION es formada en el corazón una vez que la VOLUNTAD y la OBEDIENCIA han sido disciplinadas, el Espíritu Santo forma en el hombre un corazón rendido y sumiso al Señor y dispuesto para obedecer la voluntad de Dios. El enseñó sumisión al hombre desde el principio de la creación cuando le dio Autoridad para señoread y sojuzgad de todo lo creado en la tierra. Gn 1: 28 

Jesucristo mismo está sujeto a la Autoridad de Dios y delegó Autoridad en Cristo al sujetar toda la creación a sus pies. Entonces si la Autoridad de Cristo reina en sumisión a Dios; y Cristo es la cabeza de la iglesia, se concluye que todos los que han creído en el Hijo deben estar sumisos a la Autoridad  de Él y del Padre. 1Co 15: 27-28

d) Podemos decir que hemos recibido la Revelación de la AUTORIDAD de Dios en nuestro corazón, cuando damos testimonio de buena voluntad, obediencia y sumisión a cualquier mandato dado por la Autoridad sin dar importancia o primacía a los propósitos o beneficios; sino el esforzarnos en cumplir todo tal y como fue ordenado; y por causa de esa actitud, la justicia de Dios desciende en beneficio de quien actuó en fe. Ro 13: 1-14

 e) Es importante aclarar que alcanzar el entendimiento de la Revelación de la Autoridad de Dios de una manera aceptable para Dios, se requiere someterse al proceso de formación del modelo de Cristo, aceptar que es Dios quien está trabajando en nuestro corazón con el Espíritu Santo, que no hay término medio ni negociación con Dios para evadir o disminuir el proceso, y que nuestra actitud debe y tiene que ser de sumisión en todo.

 f) De lo anterior podemos llegar a discernir y confirmar que si un Creyente permite que sea formada la Revelación de la Autoridad de Dios en su corazón y llega a una madurez de liderazgo en servicio a Dios, entonces manifiesta en su accionar la Autoridad de Dios y es la Autoridad de Dios viva; y si los otros creyentes se dispone a lo mismo, llegará un momento en que la iglesia refleja la Autoridad de Dios y se manifestará con poder en la tierra el Reino de Dios será visible en todas las naciones y De ésta manera El Espíritu Santo solo nos puede llevar a la unidad de la fe y del conocimiento del hijo de Dios.

    Ef 4: 11-14

 g) Meditando en los principios doctrinales descritos desde d) hasta f) y basado en Romanos 13 : 1-2 podemos declarar que el espíritu de esta palabra corresponde a las autoridades celestiales y terrenales       (la iglesia y la ley del orden) las cuales han sido y son impuestas y permitidas en la voluntad de Dios. Sin embargo, también quien es hijo de Dios (el creyente genuino) debe discernir: 1) si esta autoridad se ha sometido al proceso antes mencionado y si está actuando bajo la autoridad de Dios revelada, 2) si esta autoridad está actuando bajo su propia autoridad, que de ser así, debe dejarse guiar por el Espíritu que siempre actúa con y en justicia dando enseñanza de la actitud y decisión a tomar porque el principio de la Autoridad de Dios es inalterable. El Espíritu Santo da testimonio y confirma quien tiene la autoridad delegada de Dios y está actuando con dicha autoridad

AUTORIDAD =  PODER LEGITIMO = OMNIPOTENCIA = MANDO = MAGISTRATURA   = CREDITO = UNICO = GOBIERNO

 Definición: Representada en la PERSONA revestida de poder, mando, dominio.

http://www.dreamstime.com/-image2103080

 Resumen ” Autoridad Espiritual”, Watchman Nee

Ramiro Enrique Ariza.

145 total views, 4 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.