RESUMEN – EL ARTE PERDIDO DE DISCIPULAR DE LEROY EIMS

Realizado por Eva Guevara, estudiante de la Universidad Cristiana Logos

EL ARTE DE DISCIPULAR

Todo el que cree en Cristo está llamado a participar en la obra redentora de Dios dentro de su propia vocación y estilo de vida. Lamentablemente pocos cristianos parecen entender lo que esto significa, a menudo no tienen la menor idea de como enseñar a otros a cumplir con lo que Jesús mando, discipular.

   Todo creyente de Jesucristo merece la oportunidad de recibir alimentación y desarrollo personal. Se espera que cada nuevo creyente logre su máximo potencial para Dios, y lo harían si tuvieran la oportunidad, si alguien pusiera la comida a su alcance, si les dieran la ayuda que necesitan, si les dieran el entrenamiento que deben tener, si alguien se interesara lo suficiente como para sufrir un poco, sacrificar un poco y orar mucho.

El Proceso

   Entenderemos que discipular se refiere a gente que sabe cómo ganar a una persona para Cristo y luego tomar a esa persona desde el momento de su conversión y ayudarle a ser un discípulo sólido, dedicado, comprometido, fructífero y maduro que a su vez pudiera repetir ese proceso en la vida de otro.

    Dios ha dado líderes a la iglesia para edificar y entrenar a los demás para la obra del ministerio. El ministerio del evangelio debe llevarse a cabo por medio de todos nosotros los laicos y los del clero, todos juntos necesitamos ser una gran hermandad testificadora, pero necesitamos entrenamiento.

El Entrenamiento

   En nuestra labor de formación de discípulos, no debemos escoger solo a aquellos que se parecen a nosotros en temperamento y personalidad, ni tampoco debemos de escoger solo a aquellos que actúan de una cierta manera que parece ir de acuerdo a nuestras vidas personales y nivel de aceptación, porque a Dios le gusta la variedad y porque la orden de Cristo abarca a toda la humanidad: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones”.

   Para discipular a personas uno debe estar dispuesto a pasar tiempo con ellas por medio de horas de conversación y asociación con los asuntos normales de la vida, por este motivo no se debe tomar a mucha gente a la vez, porque se corre el riesgo de abarcar demasiado y nunca tener tiempo para dedicarlo exclusivamente a ninguno de ellos.

   El Antiguo Testamento ofrece amplia evidencia de que el entrenamiento obtenido mientras se hace el trabajo no era una idea nueva en los tiempos de Jesús, los discípulos estaban gustosos y honrados por haber sido escogidos, a este proceso se le llama asociación en el que se toma a las personas no para beneficio personal sino para el beneficio de ellas. El efecto que tiene este ministerio de hacer discípulos por asociación sobre aquellos que se están entrenando es poderoso y dramático, y cambia la vida. La transformación de los 12 apóstoles es uno de los milagros más espectaculares que se encuentran en la escritura verlos pasar de las orillas de Galilea al sofisticado centro de Jerusalén. Jesús tenía dos cosas en mente para el entrenamiento de los doce: que le fueran de ayuda a llevar a cabo su misión en ese momento y que continuaran la obra cuando él se fuera a cambio les ofrecía la vida eterna

Aspectos a tener en cuenta

   Hay tres cosas que se deben tomar en cuenta para ayudar a las personas a convertirse en discípulos:

  1. Saber cuáles son los ingredientes básicos para la vida del discipulado.
  2. Tener una imagen clara de lo que quiere que estos discípulos lleguen a ser.
  3. Tener una visión viva de lo que quiere que ellos aprendan y un plan factible para ayudarlos a que lo logren.

No es el cómo, es el quién

   Pero nos encontramos en un problema que ha llenado las iglesias, es muy raro encontrar discípulos fructíferos, dedicados y maduros, la razón es que se ha confiado en programas, materiales y otras cosas para llevar a cabo la obra y no se usa el mismo método que Jesús uso. El ministerio se debe llevar a cabo por medio de alguien y no de algo. Los discípulos no pueden ser fabricados en masa, toma tiempo, requiere atención individual y personal, lleva horas de oración por ellos, requiere paciencia y comprensión para ensenarles a leer la palabra de Dios por sí mismos, alimentar y nutrir sus almas, y aplicar la palabra en sus vidas por medio del Espíritu Santo, y lo principal ser un ejemplo para ellos en todo lo mencionado anteriormente.

Aprender a nutrirse

   Cuando se tiene un deseo ardiente por servir al Señor Jesucristo la meta es ver que se alce un grupo de gente que tenga una asimilación fuerte, regular y personal de la Palabra de Dios y que tengan una vida de oración efectiva,  que vivan día a día con Jesucristo y que a través de sus vidas la vida de Cristo fluya con poder redentor hacia otros que están a su alrededor. Para lograr esto nos debemos asegurar de que no dependan de sermones semanales para obtener su alimento espiritual, sino que sean capaces de alimentarse a sí mismos  diariamente por medio de la Palabra de Dios, esta sería nuestra primera y más importante responsabilidad: Mantener una comunión cercana, diaria y fuerte con el Señor Jesucristo alimentándonos con su Palabra.

Aprender a testificar

   Otro aspecto importante seria, entrenarlos para que testifiquen, este es uno de los aspectos más gratificantes y satisfactorios del ministerio del discipulado, pero nadie testifica si  no se pasa tiempo con Jesucristo, para esto hay que recalcar a la gente dos aspectos importantes: primero, Dios es el que lo hace y segundo, el usa a la gente. Testificar no es un invento humano y no se lleva a cabo con fuerza humana. Un entendimiento apropiado quita algo de temor y nerviosismo de la gente al testificar ya que ponen su confianza en Dios y Él es el que lo hace a través de ellos.

Desarrollo del perfil del discipulado

   Además de seguridad y aceptación un cristiano que está creciendo tiene cuatro necesidades básicas: necesita protección, compañerismo, alimento espiritual y entrenamiento. Sin descuidar estas necesidades básicas se debe ayudar al nuevo convertido a ser consistente y fiel, se debe ayudar a ver la necesidad de tener comunión diaria con Dios y alimentarse de la Palabra de Dios y de esta manera se estará asegurando un buen crecimiento espiritual.

   Hay por lo menos 30 áreas vitales que cuando están establecidas en la vida forman el perfil de un discípulo, dependiendo de la persona con la que se está trabajando se pueden añadir o eliminar temas:

  1. Seguridad de la salvación,
  2. Tiempo devocional,
  3. Victoria sobre el pecado,
  4. Separación del pecado
  5. Compañerismo cristiano
  6. La biblia,
  7. Escuchando la palabra,
  8. Leyendo la palabra
  9. Estudio Bíblico,
  10. Memorización de la Escritura
  11. Meditación de la Palabra,
  12. Aplicación de la Palabra,
  13. Oración,
  14. Testimonio personal,
  15. La lengua,
  16. Señorío de Cristo,
  17. Fe,
  18. Amor,
  19. El uso del tiempo,
  20. La voluntad de Dios,
  21. Obediencia,
  22. El Espíritu Santo             
  23. Conozca a su enemigo: Satanás,
  24. Enfrentando al pecado,
  25. Seguridad de perdón,
  26. Segunda venida de Cristo,
  27. Testificar,
  28. Seguimiento,
  29. Ofrendar,
  30. Visión del mundo.

Al final de su entrenamiento, estas cualidades deberán ser una parte integral de su vida:

  • Amor por la gente.
  • Tendrá un deseo ferviente de multiplicarse.
  • Deberá tener un espíritu de Siervo.
  • Sera parte integral del equipo de hacedores de discípulos.
  • Tendrá espíritu de voluntario.
  • Sera instructor y guía sin tratar de impresionar.
  • Sera un testigo productivo.
  • Tendrá sensibilidad a otros.
  • Sera un buen pensador y observador.

   Este es en resumen lo que trata de expresar este libro, a mi parecer se ha olvidado mencionar que Dios es el que llama, el que escoge y el que da el crecimiento:

Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia. (Romanos 9:16). Jesús eligió a doce, pero uno le fallo y fue desechado, aunque la voluntad de Dios es que todos procedan al arrepentimiento ciertamente es que hay un libre albedrio que respetar y Dios ensenara a aquel que desee ser enseñado.

469 total views, 3 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.