Los Cuatro Evangelios

los-cuatro-evangelios

La palabra ‘evangelio’ significa ‘buenas noticias’, y en el Nuevo Testamento se refiere, en general, a lo que Dios ha hecho para salvar pecadores en y a través de la vida y muerte del Señor Jesucristo. En ningún lugar se aplica esta palabra a un libro específico. Cuando hablamos, por ejemplo, del Evangelio de Marcos, debemos entender que se hace referencia a las buenas noticias del Señor Jesucristo según fueron registradas por Marcos. Véase Marcos 1:1, donde se ilustra la verdad de esta declaración. Habiendo dicho esto, sin embargo, tenemos que reconocer que, desde la época más temprana de la historia de la iglesia cristiana, el término ‘evangelio’ se ha aplicado a los cuatro libros con que se inicia el Nuevo Testamento, y dejan constancia de la vida de Cristo. Probablemente, en una época tan temprana como el año 125 d.C., estos cuatro libros se compilaron y la iglesia los empezó a utilizar conjuntamente. 

En el significado estricto del término, solamente hay UN evangelio, pero hay cuatro relatos distintos de todos los eventos y enseñanzas que componen el evangelio. ¿Por qué necesitamos cuatro presentaciones separadas de un solo evangelio? La respuesta a esta pregunta se encuentra en el motivo por el que se escribieron estos cuatro libros. Sus autores no se propusieron escribir biografías

detalladas. Su propósito era mostrarnos a Jesús en cuanto Hijo eterno de Dios, a quien Dios envió al mundo a morir como expiación por los pecados. Es por esto que uno omite lo que otro incluye, y el orden de los eventos no siempre se corresponde. Los escritores no fueron biógrafos sino pregoneros del evangelio, y los necesitamos a los cuatro para que nos den una retrato pleno y preciso de la persona y la obra del Señor Jesucristo. Obviamente, hay diferencias en los cuatro evangelios, pero eso no afecta a la cuestión de la autoridad y la inspiración de los libros. Aunque cada palabra de la Biblia es inspirada por Dios, se expresa a través de hombres diferentes, con estilos y formas de pensamientos diferentes. El Espíritu Santo no suprimió la personalidad de los escritores, sino que la utilizó. 

La inspiración no es mecánica, de manera que cuando Mateo, Marcos, Lucas y Juan nos dejan constancia de los eventos de la vida de Jesús, lo hacen desde el punto de vista en que ellos los observan. Si cuatro testigos dieran testimonio de cierto suceso ante un tribunal exactamente con las mismas palabras, entonces el juez probablemente concluiría que se reunieron de antemano y acordaron lo que iban a decir. Pero si cada persona hablara en sus propias palabras, con su propio énfasis, entonces la evidencia sería mayor aún, sin ser idéntica. Esto es lo que tenemos en los cuatro Evangelios –cada escritor nos relata la misma historia a su propia manera.

Fechas y orden

Aunque Mateo es el primer libro del Nuevo Testamento, no fue el primero en ser escrito. Sería útil ver el orden en el que se escribieron… Cuando se compiló el Nuevo Testamento, es probable que se colocara primero a Mateo porque es el eslabón natural con el Antiguo Testamento. Mateo escribió de manera particular pensando en los judíos, y cita el Antiguo Testamento 53 veces, comparado con 36 en Marcos, 25 en Lucas y 20 en Juan. Marcos [probablemente] fue el primero de los cuatro evangelios. Esto significa que los otros tres evangelistas tenían la posibilidad de consultar a Marcos mientras escribían. William Hendriksen nos dice: ‘Al examinar esta cuestión, uno descubre que el Evangelio de Mateo contiene, en sustancia, casi todo lo del Evangelio de Marcos; en realidad, de los 661 versículos de Marcos, 606 (más o menos once doceavos) tienen paralelo en Mateo. También, poco más de la mitad de Marcos (350 versículos, más o menos el 53%) se reproduce en Lucas.’ 

Hendriksen sigue diciendo: ‘No es difícil creer, por tanto, que Mateo, en armonía con su propio plan distintivo, lo usó, lo amplió y añadió mucho material, tanto de su propia experiencia como de otras fuentes. ¿Y no deberíamos nosotros estar agradecidos de que tal unidad de espíritu estuviera presente entre los evangelistas que tanto Mateo como Lucas se deleitaran en usar el Evangelio de Marcos, cada uno de ellos usándolo a su manera?’ La similitud entre los primeros tres Evangelios ha determinado que se les conozca por el nombre de evangelios sinópticos. ‘Sinóptico’ significa ‘visto juntos’. Al compararlos, resulta evidente que tienen mucho material en común. El Evangelio de Juan fue el último en ser escrito y profundiza más que los otros en el significado y la importancia de la vida y muerte de Jesús. ‘A diferencia de los sinópticos, el Evangelio de Juan no trata tanto del reino como del Rey mismo, revela que Jesús aseveró desde el principio su título mesiánico; describe la obra de Cristo en Judea; habla extensamente de los eventos y discursos que pertenecen a un período de menos de 24 horas; indica, sin lugar a dudas que el ministerio activo de nuestro Señor se extendió por un período de por lo menos tres años; y, en general, hace un gran énfasis en el carácter espiritual de la tarea de Cristo en la tierra. Sin embargo, Juan y los sinópticos, lejos de contradecirse, se complementan los unos a los otros.’ (William Hendriksen).

David Brown expresa el valor de estos cuatro Evangelios con estas palabras: ‘El cuádruple Evangelio es la porción central de la Revelación Divina. En él, como en una cisterna, todas las revelaciones precedentes van a derramar su caudal, y de él, como de una fuente, fluyen todas las revelaciones subsiguientes. En otras partes de la Escritura escuchamos a Cristo por lo que nuestros oídos oyen; pero aquí nuestros ojos le ven. En otras partes le vemos mediante un espejo, oscuramente; pero aquí, cara a cara.’” (Jeffery, 25/01/2001, pp. 11-14)

 

Referencias Bibliográficas

  1. Jeffery, P. (25/01/2001) De Piedra en Piedra: Iniciación al estudio del Nuevo Testamento. Romanya/ Valls S.A. Pp. 11-14.
  2. Curso IBLO No.1 -ISYS221 Panorama Bíblico- Universidad Cristiana Logos -UCL-
  3. Apuntes del Profesor José Juan Sosa Morales.

Loading

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like