Decidir Amar…

 “El Amor es una Decisión”  (Primera parte)

Resumen del libro de: Gary Smalley & John Trent 

El amor es una decisión por Gary Smalley, plantean como entender el significado del amor en las relaciones matrimoniales, ilustran a través de la historia de Kay las necesidades que como pareja debemos llenar en nuestra relación y como lograrlo a través de la palabra de Dios.

El plan familiar

Los autores señalan la importancia de que la familia tenga un plan, el cual nos ayudara a poder estar más preparado para enfrentar las grandes mareas que trataran de hundir el barco del matrimonio.

El poder poseer un plan nos ayudara a evitar dolor y desilusiones innecesarias. Tener nuestro propósito claro y una dirección especifica de a dónde nos dirigimos como pareja;  evitara el desastre. A través del libro se ofrece un plan de acción, fundado en los principios bíblicos implementado por Dios.

Para elaborar seguir el plan debemos aprender y practicar lo aprendido, reconociendo desde un primer momento que el amor es una decisión no un sentimiento.

Disfrutar de un amor firme

Se plantean ciertas pautas para poder disfrutar de una relación sana y duradera siendo una de ella reconocer el valor tanto de la mujer como del hombre, así como el honor dentro de la relación.

Así mismo, al llegar los momentos difíciles en la relación debemos buscar la solución primero en nosotros mismos. La realidad es que cuando enfrentamos las dificultades, pensamos que el que tiene que cambiar es la otra persona no uno. Erróneamente creemos que si la otra persona cambia entonces seremos felices, y tratamos de cambiarlo.

El autor señala que muchas veces utilizamos la Biblia para mostrarle a nuestra pareja cual es la manera correcta de comportarse, pero lamentablemente no la aplicamos a nosotros mismos.

El Honor en la familia

“El honor no solamente es la base de todas nuestras relaciones terrenales, sino que también es la esencia de nuestra relación con Dios (ver Mateo 6:19-21,33).” El honrar a una persona es una manera de reconocer que esta persona tiene un valor incalculable para nosotros, y por lo tanto vamos a tratar por todo los medios de no deshonrarla con nuestro comportamiento, palabra, o acciones.

Si bien no es fácil “El honor es un reflejo del corazón hacia aquel a quien atesoramos profundamente.” Nosotros somos lo que decidimos que valor le damos a los demás; y podemos lograr a través del tiempo y con esfuerzo.

El autor señala diez cosas que causan deshonra y debemos evitar entre ellas: Hacer bromas con respecto a las áreas débiles de la otra persona. (sarcasmo o bromas hirientes ); Atacar verbalmente a nuestros seres queridos en forma regular(criticas y juicio), mostrar desinterés a la familia política; Ignorar o no apreciar lo bueno; Practicar hábitos desagradables; no dar prioridad a la familia;  Luchas por el poder. Ignorar a los otros cuando nos quieren hablar; No admitir errores; Degradar las opiniones del otro.

Diferencias que unen

Aprender a ver como Dios ha implementado rasgos característicos en la mujer distintos a los de los hombres; no siendo estos simplemente una diferencia sino un complemento.

Empezando por comprender el propósito de Dios para cada uno de ellos, “el secreto está en aprender a honrar a una mujer como a alguien que no tiene igual en la creación de Dios” señala Smalley, un ser amoroso, sensible y delicado.

El hombre creado por Dios con un espíritu conquistador, agresivo y determinante, pero también amoroso está dispuesto para ser el líder del hogar y a la vez ser un ser amoroso con su familia.

Animar al otro

Debemos aprender a darle energía positiva a nuestro cónyuge; en momento difícil, de desastre, o de amenaza es cuando debemos de mantener la calma y la cordura para evitar quitarle la energía positiva al cónyuge.

Evitar destruir la energía de su cónyuge con enojo o desaprobación; por el contrario debemos dar palabras de positivismo y amabilidad que nos ayude a fortalecer nuestro matrimonio, “…La blanda respuesta aplaca la ira” (Proverbios 15:1), es indispensable mantener la calma en un momento de frustración, y no contestar de forma airada y ofensiva.

La ternura es también importante en momentos difíciles como lo expresa (Efesios 4:22-24). Debemos de dejar a un lado nuestro viejo yo y aprender a caminar en las huellas de Jesús, preguntándonos que haría Jesús en esta situación. El demostrar mansedumbre y ternura durante las situaciones de tensión es una de las maneras más poderosas para edificar una relación íntima (Santiago 1:19, 20).

 

 168 total views,  3 views today

1 comment
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like
Continuar leyendo

Pablo en la Iglesia

Conversión de Pablo su importancia para la Iglesia   Después de Pentecostés la iglesia cristiana estaba activa predicando…  204 total views,  1 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

La Naturaleza del Pastor Consejero

El Ministerio del Pastor Consejero por James D. Hamilton El ministro contemporáneo tiene muchas oportunidades para involucrarse en…  341 total views,  2 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

El Testimonio y la Protesta

Libro, CÓMO LLEGAR A SER UN CRISTIANO VERDADERO. Hemos visto que el evangelio es poder de Dios para salvación.…  447 total views,  1 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

El hombre natural no comprende. Libro Transferencia de Espíritu, Cap II

El Hombre natural no lo comprende La idea principal del autor en este capítulo es: “Es muy evidente…  911 total views,  1 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

Familia agradables a Dios | Parte 1

Inspirado en el Libro El matrimonio que agrada a Dios de Joselo Mercado Las próximas entregas buscaremos rescatar…  63 total views,  1 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

¿Qué dice la Biblia sobre la reconciliación? | Parte 1

La reconciliación con Dios Nuestro modelo para la reconciliación es la reconciliación con Dios mediante Jesucristo. El primer…  516 total views,  3 views today
Continuar leyendo