El alma en la Biblia – Parte 1

El alma

A lo largo de la historia el hombre ha manejado el concepto de alma. Para los antiguos egipcios esta se encontraba en el corazón humano. En el siglo V a.C. los filósofos griegos Sócrates y Platón se ocuparon del tema, postulando en sus escritos que el alma después de la muerte era castigada o recompensada por los dioses, según haya sido su comportamiento en la tierra. En la Edad Media tenían la creencia de que el alma fue creada por Dios, y que la misma estaba unida al cuerpo.

Thomas Willis en el siglo XVII acuñó la palabra neurología, abriendo las puertas a estudios más profundos del cerebro. A partir de aquí comenzó la Era de la Neurociencia, y se asocia entonces al alma con este órgano.

En la actualidad prevalece el pensamiento cristiano del alma inmaterial, y el de los estudiosos seculares que la definen: Alma hecha carne en la red neurológica. Pero, ¿Qué es el alma, y dónde radica realmente?

El alma según la Biblia

El hombre es un ser o alma viviente (Génesis 2:7; 1 Corint 15:45) compuesto por un cuerpo físico que alberga a la parte inmaterial [alma y espíritu (1 Tes 5:23)].

Algunos afirman que el término “alma” se refiere al hombre, y por lo tanto no es parte del cuerpo; sin embargo es la Biblia quien se encarga de demostrarnos que no es así. La Biblia dice que el alma del ser humano es de Jehová; y que el impío hará vivir su alma si se aparta del mal y hace el bien (Eze 18:4,27).

Cuando Dios creó a Adán sopló en su nariz aliento de vida = espíritu = aire. Esto es lo que se conoce en el griego koiné como neuma, de ahí que se le llaman neumáticos a las ruedas de los carros. Al recibir Adán el neuma y convertirse en un ser viviente, empieza a enfrentarse a las incontables circunstancias vividas que trajeron consigo las innumerables manifestaciones del alma.

Una criatura en estado de gestación por la mano de Dios tiene alma y espíritu, pues Jehová es el que los forma dentro del hombre, al igual que sus órganos (Isaías 57:16; Zacar 12:1; Salm 139:13). Ahora bien, el alma que hasta el momento está inactiva porque aún no se han desarrollado las capacidades cognitivas del individuo, no es buena ni mala, sino heredera del pecado original.

Una vez que la criatura salga del vientre de su madre y comience a tomar conciencia del mundo que lo rodea, el alma irá definiendo su personalidad con su forma de pensar, la cual depende en todo momento de las reacciones corporales. ¿Por qué?

Yo escribo sobre este tema porque ya leí y/o escuché de él, es decir, una reacción corporal por parte de los ojos y/o de los oídos, produjo en mí una acción cerebral que me ordenó escribir acerca del alma. Por supuesto, a la primera persona le bastó con observar a su semejante y al universo.

El Bautismo en la Biblia

Hablando del alma, quisiera detenerme un momento en lo que concierne a la tradición de bautizar niños, ¿por qué?

Un alma madura es proporcional a decisiones importantes, por lo tanto un pequeño no puede tomarlas. Si a esto le sumamos que no tiene de que arrepentirse porque no ha cometido pecado, es evidente que la práctica es errónea. Muchos infantes en brazos de sus padres ni tan siquiera profesan fe, pues están lejos de hablar todavía.

El sacramento bíblico aplica a aquella persona que, en pleno uso de sus facultades mentales reconoce que es pecadora, se arrepiente de sus pecados y acepta a Dios en su vida. Esto lo
hace mediante el acto simbólico del bautismo, donde se despoja del viejo hombre y renace en una nueva criatura en Dios. Para ello es sumergida en agua, o bien se le vierte en su
cabeza.

La Biblia enseña que Jesús fue presentado a Dios en el Templo por Simeón cuando era un niño, y bautizado a los 30 años en el río Jordán por su primo Juan el Bautista. ¡Claro está!, esto no quiere decir que esta sea la edad para bautizarse, lo que significa es que hay que tener capacidad mental desarrollada para hacerlo.

 

Artículo escrito por Dr. Douglas Guillen Avila,
Dr. en Teología, Ing. Agrónomo, Escritor y Editor.
Redes:
Facebook: editorial dugli
Email: editorialdugli@gmail.com

 

Libros del Dr. Douglas Guillen Avila disponibles en Amazon:

1- Jesús (Spanish Edition)

2- La edad del hombre (Spanish Edition)

 

Puede editar y publicar su libro en Amazon con la ayuda de Universidad Cristiana Logos, solo debe llenar el siguiente formulario para iniciar el proceso: https://www.logoscu.com/forms/view.php?id=358929

 107 total views,  4 views today

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like
Continuar leyendo

EL MISTERIO DE LA PREDICACIÓN

En la unión entre la palabra humana y la divina, existe un misterio que hay que examinar para…  1,498 total views,  4 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

Enseñando para cambiar vidas

La Ley del Maestro: De la sobreabundancia de una vida llena es que el maestro efectivo siempre enseña. …  1,456 total views,  5 views today
Continuar leyendo
Seguro de nuestra salvación
Continuar leyendo

¿Cómo estar seguros de nuestra salvación?

-Permítame hacerle una pregunta… -El joven avanzó con pasos lentos hacia el frente de la clase, podía verse…  689 total views,  4 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

LA BIBLIA Y LA PSICOLOGÍA.

Hoy, mas que nunca, la gente está interesada en la psicología y en lo que tiene para decir…  2,590 total views,  9 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

El Laberinto de la Ética | Parte 2

Resumen por la estudiante de la Universidad Cristiana Logos, Carmen Yoselin Encarnación. Libro: El Laberinto de la Ética,…  1,751 total views,  10 views today
Continuar leyendo
LA CRUCIFIXIÓN
Continuar leyendo

La Crucifixión

¿Cuánto sabemos –o creemos saber- sobre la crucifixión?    En estas fechas de semana santa, en lugar de…  1,324 total views,  4 views today
Continuar leyendo