La necesidad del progreso en el ministerio

Libro, La Necesidad en el Ministerio, Charles H. Spurgeon

 

Somos pocos y tenemos ante nosotros una lucha desesperada; de consiguiente, urge que cada uno de nosotros sea lo más útil posible y se esfuerce al grado más alto posible.

Es cosa de desear que los ministros del Señor sean lo más escogido de la Iglesia, sí, lo más escogido del universo entero, porque tal es la demanda del siglo, por tanto, respecto a vuestras personas y talentos individuales, os encargo la divisa: ¡Adelante, adelante! Adelante en cualidades personales, adelante en dones y gracias, adelante en
la conformidad a la imagen de Cristo. Los puntos que trataré empiezan en la base y ascienden.

En primer lugar, queridos hermanos, creo necesario que me diga a mí mismo y a vosotros que debemos avanzar en aptitudes mentales. No conviene, de ninguna manera, que nos presentemos continuamente en la peor condición. Ni en la condición mejor valemos nada para El; pero, cuando menos, no hagamos ofrenda con tacha o defecto por nuestra pereza.
“Amarás al Señor tu Dios de todo corazón” es tal vez un precepto más fácil de cumplir que amarle con toda nuestra mente; no obstante, debemos entregarle tanto nuestra mente como el centro de nuestras afecciones, y nuestra mente bien provista para que no le ofrezcamos una cabeza vacía. Nuestro ministerio requiere mentalidad.

No digo que sea del todo cierta la frase “siglo de las luces”, que tanto se usa; pero es cierto que ha habido bastante progreso en la educación entre todas las clases sociales y creo que aumentará aún más.

Ya no se toleran sermones que sean atentados contra la gramática. Aun en los distritos rurales de los que se decía “nadie sabe nada” hay algún maestro de escuela, y la falta de educación en el predicador será mayor impedimento que antes; pues cuando el orador quiera que los oyentes se acuerden del Evangelio, sólo se acordarán de sus expresiones antigramaticales y las repetirán como una cosa de broma, en lugar de repetir las doctrinas divinas con la seriedad que fuera de desear.

Queridos hermanos, debemos cultivarnos cuanto sea posible, y esto primero, por recoger conocimientos vastos generales, y luego, por adquirir discernimiento para poder zarandear el montón y, finalmente, por una firme retención de mente, mediante la cual podamos almacenar en el alfolí el trigo zarandeado. Estas tres cosas no serán igualmente importantes, pero son todas necesarias para ser predicador completo.Es preciso, digo, hacer grandes esfuerzos para adquirir conocimientos, especialmente bíblicos. No debemos limitarnos a un asunto de estudio si queremos ejercer y desarrollar nuestras facultades intelectuales todas… De todos modos, nuestro estudio principal es la Escritura. El trabajo principal del herrero es herrar caballos: que tenga cuidado en saber hacerlo bien, porque aun cuando supiera poner un cinturón de oro a un ángel, si no sabe hacer herraduras y fijarlas en las patas del caballo, fracasará como herrero. Importa poco que sepáis escribir la poesía más brillante si no sabéis predicar un sermón bueno que lleve consuelo a los santos y convicción de pecado a los pecadores. Estudiad la Biblia, hermanos, estudiada con todos los buenos auxiliares que podáis conseguir, acordándoos de que hay facilidades hoy que no poseían nuestros padres y, por lo mismo, se puede en justicia pedir de vosotros que sepáis más que ellos.

Instruíos bien en la teología sin hacer caso alguno de los que se mofan de ella, ignorantes de lo que se trata. Muchos oradores no son teólogos; de aquí los errores que propalan. No perjudica al evangelista más ardiente ser teólogo sano: le salvará de cometer equivocaciones dañinas. Actualmente, oímos predicadores que sacan una frase del contexto y gritan: ¡Eureka. Eureka! como si hubiesen hallado una verdad nueva, cuando la verdad es que no han hallado un diamante, sino un pedazo de vidrio quebrado. Si hubiesen sabido comparar lo espiritual con lo espiritual o comprendido la analogía de la fe, o conocido la sabiduría santa de los grandes escudriñadores de las Escrituras en las edades pasadas, no se apresurarían tanto a echar a los cuatro vientos la noticia de su conocimiento maravilloso. Hagámonos bien y profundamente familiares con las grandes doctrinas de la Palabra de Dios y poderosos en la explicación de las Escrituras.

Estoy seguro de que ninguna predicación durará y edificará mejor a la Iglesia como la predicación expositiva de la Palabra. Renunciar del todo a la predicación exhortativa por la expositiva sería ir a un extremo dañino, pero no es demasiado si insisto que, si vuestro ministerio ha de ser duradero y eficaz, debéis llegar a ser expositores. Para este fin es necesario que comprendáis la Palabra vosotros mismos y que seáis capaces de comentarla de modo que la gente sea edificada por ella. Sed maestros en la exposición de la Biblia, hermanos. Podéis dejar de estudiar cualquier
obra por buena que sea, pero que no se os ocurra esto con la Biblia: familiarizaos con los escritos de los apóstoles.

“La Palabra de Cristo habite en vosotros en abundancia”.

 

 

 

 

 

 

Universidad Cristiana Logos – Tu pasión, nuestra misión!
Visítanos >>>> http://universidadcristianalogos.com/

 477 total views,  3 views today

2 comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like
Continuar leyendo

La reconciliación con Dios

Nuestro modelo para la reconciliación es la reconciliación con Dios mediante Jesucristo. Nuestro modelo para la reconciliación es…  635 total views,  1 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

Decidir amar… parte 2

“El Amor es una Decisión”  (Segunda parte) Resumen del libro de: Gary Smalley & John Trent  Con Gary…  165 total views,  2 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

¿Sabes que es el Abuso Espiritual? | Parte 1

Resumen por Reyna Hernández, estudiante de la Universidad Cristiana Logos Es muy cierto lo que se dice respecto…  698 total views,  3 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

¿Por qué vino Jesús a la tierra? | Parte 2

Libro, CÓMO LLEGAR A SER UN CRISTIANO VERDADERO. Los evangelios lo presentan, el ministerio terrenal de Jesús pareciera haber…  465 total views,  2 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

LAS DISTINTAS FORMAS DE INTERPRETAR EL CRISTIANISMO

Hoy en día el cristianismo crea confusión. Hay tantas iglesias cristianas que las personas no entienden como los…  454 total views,  3 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

Adoración Profética

Resumen Adoración Profética Realizado por Jorge Luis Aleluya, estudiante de la Universidad Cristiana Logos. En Israel la música…  638 total views,  1 views today
Continuar leyendo