Retos actuales para el cristiano

Retos actuales para el cristiano

Ante los cambios  el cristiano de hoy tiene diversos retos que afrontas para seguir construyendo la civilización del amor.

Abordar la desintegración sexual

El mundo está tan confundido sexualmente que piensa “en lo sexual todo vale”. La vida humana ha perdido el sentido sagrado, dividiendo al ser humano, separando a la persona del cuerpo.

Se concibe al cuerpo como instrumento para: el placer, satisfacción emocional, lo que sea, es algo diferente a mi yo verdadero. Y el sexo es para que las personas usen sus cuerpos por placer o afecto mutuo, perdiendo el sentido de unión total de dos personas en todos los niveles de su ser; oponiéndose a los principios cristianos.

El dualismo de persona y cuerpo es contrario a la creación perfecta de Dios, quien creó a cada individuo como una unidad: cuerpo, alma y espíritu. El cuerpo será llevado a la vida eterna, tiene una extraordinaria dignidad; todo lo que se hace con él expresa lo que somos en su totalidad. No podemos concebir uniones sexuales “libres” (hetero u homosexuales) por mero placer, ya que el sexo “libre” destruye a su paso la integridad de nuestro ser.

Este dualismo es radicalmente deshumanizante, utilizado para justificar prácticas perniciosas como adulterio, homosexualidad, abortos, experimentos fetales, eutanasia, suicidio asistido y desprecio por los derechos humanos. Al cuerpo se le despoja de toda su dignidad intrínseca cuando se trata como un mero instrumento que se puede usar, manejar, incluso desechar para satisfacer nuestros deseos.

El individuo desintegrado es incapaz de formar y sustentar un carácter virtuoso, porque el yo renuncia al control moral sobre las pasiones e impulsos. Y, sin carácter, no podemos mantener una relación de confianza mutua, de modo que los individuos desintegrados crean a la vez comunidades desintegradas.

Todas estas prácticas desvirtúan además la ley bíblica y natural donde el matrimonio es la comunión de dos personas que se convierten en una sola carne, orgánica y espiritualmente; se consuma en un acto de tipo reproductivo, resulten o no en la concepción de hijos.

El matrimonio es el componente básico tradicional de la sociedad humana, cuyo propósito es el de unir parejas y traer hijos al mundo. Por desgracia, la revolución sexual condujo a la separación del matrimonio de la procreación y cuidado de los hijos, proliferando uniones sexuales fuera de la naturaleza humana y bíblica, llevando a un aumento colosal del colapso de la familia, nacimientos fuera del matrimonio entre otros.

Como cristianos, debemos levantar un muro de protección en el corazón y la mente de la gente, se debe recuperar el elevado terreno de la moralidad, planteando los argumentos del orden natural que definen los propósitos del sexo como de unión y procreación, y el matrimonio como una institución estable, de un hombre y de una mujer, en la cual criar hijos.

Debemos componer argumentos que todos los ciudadanos puedan entender, traduciendo la moralidad bíblica a declaraciones sobre el bien público.

 

La decadencia cultural

Las compañías musicales y los medios de comunicación, venden a nuestros hijos sexo, conductas antisociales, actitudes contra los adultos, códigos de vestimentas provocativas y la glorificación de la violencia. Lo que sumado a la permisiva actuación de los padres, que libremente dejan a sus hijos formar una cultura paralela casi completamente libre de toda supervisión y control adulto.

Ambas situaciones son el resultado del empobrecimiento de la moral que ha llevado a envilecer el uso de nuestras “libertades para el bien” y a permitir que los magnates del marketing usen esas libertades para el mal, deliberada y abiertamente socavando la moralidad, espiritualidad y desarrollo cultural.

La conexión entre la pereza y el deterioro cultural atraen el desorden y el delito, una de las mejores maneras de combatir el crimen es restaurando el orden. Para revertir la destrucción de nuestra cultura, debemos revivir la clásica interpretación cristiana del orden con el establecimiento de las relaciones correctas, de justicia y armonía.

La verdadera paz no es la mera eliminación de la violencia, si no el establecer un orden justo, la “tranquilidad del orden”. Castigar los delitos menores y reprimir el libertinaje es la forma más eficiente de prevención.

Debemos empezar por no mostrar pereza de nuestra parte, nuestro ejemplo da sensación de orden a nuestros hijos; mantengamos el mismo desde el hogar desde lo más básico, pasemos e invirtamos tiempo como familia.

Actuemos según Filipenses 4:8: “Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio”.

Reconstruir la comunidad de verdad

La actitud dominante de hoy dice que no hay verdades morales absolutas, que simplemente se vive el momento y se saca el mayor provecho posible de la vida.

El naturalismo, que da una explicación naturalista para todo es autodestructivo, al convertir la vida en un accidente cósmico; socavar la moralidad objetiva, concebir a los seres humanos en objetos y a los valores en “meros fenómenos naturales” a seleccionar.

Muchas de estas ideas se manifiestan en la iglesia donde los creyentes desconocen la Biblia y son sincretistas, consideran todas las religiones como “igualmente buenas y verdaderas”. Rechazando los absolutos, y debilitando así la capacidad de la iglesia de sostener al cristianismo como única verdad.

La iglesia ha perdido la capacidad de juzgar entre el bien y el mal, la verdad y la mentira. Solo al realizar una comparación de cosmovisiones se evidencia la verdad del cristianismo. La verdad es relacional, pero antes de poder ser relacional, tiene que ser entendida como objetiva.

La verdad es verdad; en pocas palabras, es la realidad definitiva. Hemos perdido el concepto de verdad porque hemos perdido nuestra “comunidad de recuerdos”. Las tradiciones están encarnadas en “comunidades de recuerdos” tales como los grupos religiosos, familias tradicionales y asociaciones culturales, que comunican un sentido del orden y contexto de una generación a otra.

Si hay un lugar donde se tiene que mantener la comunidad de recuerdos, aun cuando desfallezcan la familia y otras instituciones culturales, es en la iglesia. Recordemos nosotros somos personas que vivimos a través de una verdad revelada, por lo que podemos discernir lo que es falso, ahora bien tengamos la valentía de denunciarlo como tal.

La denuncia de lo falso puede causar distanciamiento, pero es mejor que la propagación insidiosa del sincretismo dentro de la iglesia. Una cosmovisión que niega la existencia de la verdad misma, solo exacerba nuestra decadencia humana.

 

<a href=”https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/personas”>Foto de Personas creado por freepik – www.freepik.es</a>

 294 total views,  3 views today

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like
Continuar leyendo

Ética Cristiana

En el siguiente trabajo investigativo voy a argumentar que la educación cristiana es de vital importancia en nuestros…  581 total views,  6 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

Fundamentos de la crianza de los niños

Cinco fundamentos de la crianza de los niños El inculcar respeto por los padres es el factor crucial…  518 total views,  4 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

Una vida para servir

Restableciendo la relación con nuestro Creador y Padre…(4) Una vida para servir   Una vida de servicio El…  48 total views,  5 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

Fundamentos teológicos de la predicación

Fundamentos teológicos de la predicación   Notas del libro: La predicación. Puente entre dos mundos de John Stott.…  1,098 total views,  5 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

Con la pérdida viene el dolor

Las Pérdidas. Todos hemos tenido pérdidas de una u otra manera. La pérdida no es el mal en…  385 total views,  4 views today
Continuar leyendo
Continuar leyendo

Psicología Pastoral

Psicología pastoral en una frase moderna, es resultado del impacto del desarrollo de la psicología en el siglo…  634 total views,  5 views today
Continuar leyendo